Home / Mente y Cuerpo  / No por ser madre, dejas de ser mujer la mujer de tu vida

No por ser madre, dejas de ser mujer la mujer de tu vida

Este video es un resumen perfecto de lo que se trata "ser mujer". Algunas veces existe un desbalance en las expectativas de pertenecer al género "femenino". Igualmente, somos muchas veces nosotras mismas las que creamos

Este video es un resumen perfecto de lo que se trata “ser mujer”. Algunas veces existe un desbalance en las expectativas de pertenecer al género “femenino”. Igualmente, somos muchas veces nosotras mismas las que creamos tal desbalance, porque cuando tenemos hijos, solemos dedicar 150% de nuestra vida al rol de madre, poniendo en una gaveta el hecho de que aún somos mujeres, con sueños, anhelos ¡y deseos! Ser la mujer de tu vida es más fácil de lo que crees.

¿En qué nivel estás?

Amiga, solo tú sabes en cuál nivel te encuentras:

  • en el haberte descuidado por estar corriendo detrás de los chicos,
  • o tal vez has dejado un sueño guardado, esperando a que ellos crezcan…
  • el momento perfecto para darte permiso de atenderte es: A-H-O-R-A. ¡No esperes más!
  • No es egoísmo, eso te lo debes a ti misma.

Una confesión…

Debo confesar que yo misma tuve que aprender a darme prioridad después de haberme convertido en madre. Es parte de la cultura heredada de las familias hispanas. Yo pensaba que el quedarme en casa, sin cultivar otros hobbies o talentos, era mi misión. Le entregué todo mi poder personal al padre de mis hijos, esperando que él fuera el único proveedor y responsable de todos nosotros.

La diferencia es que hoy, en este mundo global y de avanzada, las figuras de madres solamente dedicadas a esa noble profesión, es algo obsoleta. Podemos ser madres, estar en casa, y hacer tantas otras cosas productivas y que nos llenen el alma.

Para concluir:

Está comprobado que si tú estás feliz y plena como mujer, vas a inspirar a tus hijos a buscar ser igual. Si por el contrario, estás descuidada en tu apariencia personal por estar limpiando todo el día, o te descuidas porque todo tu tiempo es para ir a trabajar y luego a las actividades de tus hijos… corres el riesgo de terminar arrepentida.

Nuestros hijos crecerán y seguirán sus vidas (gracias a la fabulosa educación y esfuerzo de nosotras), pero ¿luego qué? ¿En dónde quedarás tú? Busca tiempo para ti, mujer.

Mira el video a continuación, recuérdate que eres mujer antes de ser madre, ¡y recuérdaselo a las que te rodean también!

¡Dale play!

ahrens.claudia@gmail.com

Review overview